Columna de contenidos

Wachturm Erna-Berger-Straße

Torre de observación en la Erna-Berger-Straße
Torre de observación en la Erna-Berger-Straße
Imagen: Landesdenkmalamt Berlin, Christina Czymay
Ampliación de la imagen: Erna-Berger-Straße
Erna-Berger-Straße
Imagen: Senatsverwaltung für Stadtentwicklung

Torre de observación en la Erna-Berger-Straße

La torre de observación conservada en la Erna-Berger-Straße es una de las últimas de este tipo. Esta consiste en una plataforma panorámica octogonal, lo que le confiere forma de seta, situada sobre una columna redonda y delgada en cuyo interior se encuentra una escalera de hierro. Este tipo de torre fue utilizada a partir de 1969 para asegurar la frontera berlinesa e interalemana. Al igual que el resto de las instalaciones fronterizas, también las torres de vigilancia fueron modificadas y perfeccionadas durante los 28 años de existencia del Muro de Berlín. De este modo, las así llamadas torres de observación panorámicas que tenían unas columnas muy estrechas que no eran particularmente estables y que dificultaban el que los soldados pudiesen salir rápidamente en caso de alarma, fueron reemplazadas por torres de vigilancia más amplias y de forma cuadrada.

La torre de vigilancia situada hoy en la rehabilitada Erna-Berger-Straße se encontraba antiguamente fuera de la franja de la muerte y servía para vigilar la zona anterior a la frontera. Desde la misma se podía controlar el terreno situado entre la antigua Casa de los Ministerios (actualmente el Ministerio Federal de Hacienda), la Academia de las Ciencias de la RDA (actualmente la Cámara de Diputados de Berlín) y el muro interior en la Stresemannstraße. Otras torres de observación, ahora protegidas como monumento histórico, fueron utilizadas para vigilar instituciones de seguridad estatal especiales como la cárcel de la Stasi (Ministerio para la Seguridad del Estado) de Hohenschönhausen y la antigua oficina de la Stasi en Weißensee.

Desde 2001, la torre de observación de la Erna-Berger-Straße ha sido declarada monumento histórico. Debido a las nuevas edificaciones llevadas a cabo en esta área después de la caída del muro, la torre tuvo que ser deplazada aproximadamente ocho metros hacia el este.