Columna de contenidos

Mauerpark

Mauerpark (Parque del muro)
Mauerpark (Parque del muro)
Imagen: Landesdenkmalamt Berlin, Wolfgang Bittner
Ampliación de la imagen: Mauerpark (Parque del muro)
Mauerpark (Parque del muro)
Imagen: Senatsverwaltung für Stadtentwicklung

De la franja de la muerte al Mauerpark (Parque del muro) en Prenzlauer Berg

Durante los años que siguieron a la caída del muro, se decidió crear espacios verdes sobre la antigua franja fronteriza situada entre los barrios de Wedding y Prenzlauer Berg, densamente poblados. Así nació el Mauerpark (Parque del muro). Este se extiende desde la Bernauer Straße, al sur, hasta la Gleimstraße, al norte, y se ha convertido en un apreciado lugar de ocio.

Este parque diseñado por el arquitecto paisajístico de Hamburgo, Gustav Lange, y construido por Grün Berlin Park & Garten GmbH en 1993, encarna la idea inicial de convertir toda la antigua franja fronteriza que atraviesa Berlín, en una zona verde. A diferencia de otros terrenos de lo que una vez fue la “franja de la muerte”, sujetos a acciones de reembolso o que fueron vendidos o privatizados por intereses económicos federales, el cambio de “espacio fronterizo en espacio libre” (Gustav Lange) fue posible en este lugar, ya que no había sido edificado, tampoco antes de la construcción del muro. Después de 1820, este mismo terreno había albergado un patio de instrucción llamado “Zur Einsamen Pappel” donde los militares llevaban a cabo sus entrenamientos y en 1848 se convirtió en uno de los principales escenarios de la Revolución de Marzo. En el terreno colindante al oeste, a partir de 1872 se encontraban las instalaciones ferroviarias de la estación de mercancías de Sttetin. Después de 1914, sobre el antiguo patio de instrucción, se construyeron pequeños huertos, un asentamiento provisional de viviendas e instalaciones deportivas. En la época de la RDA, el club de fútbol Dynamo Berlín jugaba allí y atraía asiduamente a grandes masas de gente a las instalaciones deportivas cercanas a la frontera. Por esa razón, el muro interior en esa zona era más alto y liso de lo usual, además de estar a mayor distancia de la franja de la muerte. El muro evitó durante décadas que se edificase en esa tierra e hizo posibe así que después de la caída del mismo se pudiese tender un “puente verde” que uniese las dos mitades de la ciudad.

A lo largo del estadio Friedrich-Jahn se han conservado alrededor de 300 metros de muro interior. Lange integró este segmento del muro, interrumpido en dos puntos, en su diseño del Mauerpark. Este segmento está inscrito además en la lista del patrimonio histórico de la ciudad desde 2001 y las autoridades permiten que se pinten graffitis sobre él.