Columna de contenidos

Invalidenfriedhof

El cementerio Invalidenfriedhof
El cementerio Invalidenfriedhof
Imagen: Landesdenkmalamt Berlin, Wolfgang Bittner
Ampliación de la imagen: El cementerio Invalidenfriedhof
El cementerio Invalidenfriedhof
Imagen: Senatsverwaltung für Stadtentwicklung

El cementerio Invalidenfriedhof

El cementerio Invalidenfriedhof, construido en 1748 por orden de Federico II para el hospital Invalidenhaus, limita con el muro de contención del canal Berlin-Spandauer Schifffahrtskanal. La frontera entre sectores cuya línea de demarcación fue trazada por las fuerzas aliadas después de la Segunda Guerra Mundial, pasaba justo por el medio del canal. Durante la paulatina ampliación de las instalaciones fronterizas de la RDA a partir del 13 de agosto de 1961, el Invalidenfriedhof sufrió daños graves. Secciones enteras del cementerio (E, F, G) fueron desplazadas para dejar paso a la franja fronteriza. Sobre todo entre los años 1973 y 1975 fueron eleminadas todas las tumbas y la vegetación de esta zona. También en la zona anterior al muro interior, numerosas tumbas fueron víctimas de esta campaña. El límite oeste del cementerio, un muro de ladrillos erigido a lo largo de la ribera del canal en 1902, fue reforzado con una valla adicional y convertido en muro fronterizo. Las tumbas de beneméritos militares que tuvieron un papel importante en las Guerras de Liberación (1813-1815), también venerados en la RDA, como la tumba diseñada por Karl Friedrich Schinkel para el general Gerhard David von Scharnhorst o la del luchador por la libertad Friedrich Friesen, fueron las que pudieron evitar que el cementerio fuera totalmente arrasado.

Unos segmentos individuales del muro interior, que juntos suman aproximadamente 180 metros de longitud, y una sección algo mayor del camino de patrullaje, dividían el cementerio Invalidenfriedhof desde 1975, han sido conservados y declarados monumentos históricos en 1990. El hormigón de estos segmentos de muro fue restaurado en el 2003 por el Departamento Regional de Protección de Monumentos de Berlín y fue también repintado con el esquema de color típico del muro interior que daba al este, es decir, rectángulos blancos enmarcados en gris.

Ya que el cementerio Invalidenfriedhof, en el que se habían conservado numerosos monumentos a figuras distinguidas de la historia militar de Prusia y Alemania de los siglos XVIII y XIX, también constituye un jardín histórico importante, se llegó al compromiso de conservar tanto elementos de las instalaciones fronterizas como de reestablecer el jardín histórico Invalidenfriedhof. Actualmente, la antigua franja fronteriza forma parte del paseo a orillas del río que va desde el puente Sandkrugbrücke, cerca del Hamburger Bahnhof, hasta el puerto Nordhafen, siguiendo la antigua frontera entre los sectores de ocupación.