Leipziger Platz

Leipziger Platz
Leipziger Platz
Imagen: Prof. Dr. Schmidt, Leo
Ampliación de la imagen: Leipziger Platz
Leipziger Platz
Imagen: Senatsverwaltung für Stadtentwicklung

Muro interior en Leipziger Platz

A principios del S. XX, el área de alrededor de las plazas Potsdamer Platz y Leipziger Platz constituía uno de los mayores centros urbanos de Europa y un símbolo de la metrópoli Berlín. La construcción del Muro de Berlín, a partir del año 1961, convirtió las plazas en “tierra de nadie”. Con excepción de los restos de edificios como el Grandhotel Esplanade y el restaurante de vinos Huth, los demás edificios que no habían sido derruidos por los bombardeos de la guerra fueron demolidos para construir una ancha franja fronteriza. La ahora “perdida” Potsdamer Platz, famosa también por aparecer en la película de Wim Wenders “El cielo sobre Berlín”, se convirtió en una importante atracción turística. Desde una plataforma, situada en el Oeste, se podían ver las instalaciones fronterizas de la RDA. Después de la reunificación, en 1990, el área experimentó una nueva transformación. En tan solo unos pocos años, de la “obra más grande de Europa” surgió un nuevo centro económico y cultural, eliminando así prácticamente todos los vestigios de las instalaciones fronterizas de esta zona.

Tan solo en la esquina Stresemannstraße / Erna-Berger-Straße se encuentra un último trozo de muro interior en su ubicación original, incluida su barrera roja y blanca a la altura de las rodillas. El muro era aquí contiguo al muro cortafuegos de la extensión neoclásica del antiguo ministerio de agricultura prusiano, construido entre 1913 y 1919 y originalmente, atravesaba la plaza octogonal Leipziger Platz y seguía en dirección a la Puerta de Brandeburgo.

Otros segmentos del muro pueden encontrarse al norte y al sur de la Leipziger Platz. Todos los segmentos conservados en esta zona pertenecían al muro interior. Debido a que la RDA buscaba dar una impresión de más orden a los turistas que miraban por encima del muro desde Berlín Occidental, el muro interior fue construido aquí con elementos del “muro fronterizo 75”, que de otro modo, solamente se utilizaban para el muro fronterizo que daba al Oeste. Los líderes de la RDA felicitaron la construcción del “muro fronterizo 75”, declarando que “reforzaría el atractivo político de la capital de la RDA, Berlín, en los puntos de atracción pública, Puerta de Brandeburgo y Leipziger Platz.”

Los pocos restos conservados del Muro de Berlín en esta famosa ubicación fueron declarados como monumento histórico en el año 2001. Está planeado que el segmento de muro interior, situado en la esquina Stresemannstraße / Erna-Berger-Straße, sea expuesto en el vestíbulo de la futura sede del Ministerio Federal de Medio Ambiente y Seguridad Nuclear que será construida aquí.