El camino del Muro de Berlín - Desde Schöneweide a Schönefeld

BO::PROTECCIÓN DE DATOS_DOBLE CLIC_CONTENIDO

Pasos fronterizos

Sitios conmemorativos

Marcas artísticas

Lugares conmemorativos

Sitios conmemorativos a las víctimas del Muro de Berlín

Otros lugares importantes

Museos y exhibiciónes

Restos del muro

Información histórica

Lugares de interés

Antiguo campo de concentración nazi en la calle Britzer Straße en Schöneweide

Esta etapa sólo tiene 6 km de recorrido e invita a realizar diversas excursiones. Antes de ponerse en camino hacia la franja fronteriza, podría planear una visita al antiguo campo de concentración nazi en la calle Britzer Straße en Schöneweide. En el año 1995, pasó a formar parte del programa de protección de monumentos históricos como último campo de concentración conservado en Berlín y ha sido transformado en centro de documentación. Volviendo a la calle Grünauer Straße, atraviese los raíles por el paso subterráneo hasta llegar a la calle Sterndamm, en la que se encuentra el Museo del barrio integrado en el antiguo ayuntamiento Johannisthal (n° 102). Si el museo no es de su interés, diríjase al canal de Teltow por las calles Gross-Berliner-Damm, Segelflieger Damm y Stubenrauchstraße.

Restos del muro posterior frente a la colina Rudower Höhe

A aquellos que no sólo caminan tras las huellas del pasado, les interesará el emplazamiento de Berlín-Adlershof, no sólo por ser un importante centro mediático, científico y económico, sino también por el parque paisajístico y natural Adlershof. Todas estas instalaciones están erigidas sobre el antiguo campo de aviación Johannisthal. Al otro lado del canal de Teltow, delante de la elevación Rudower Höhe se conserva todavía una larga franja de restos del “Muro interior” en el lugar original. En una gran parte de la antigua franja fronteriza entre Teltowkanal y Waltersdorfer Chaussee se ha levantado la autovía A113 y, un poco más al sur, el nuevo parque paisajístico Rudow / Altglienicke.

Túnel de espionaje, 1956

Al sur de la elevación Rudower Höhe, que en otras épocas fue un vertedero de basura, se encontraba el túnel berlinés de espionaje que iba desde una estación de radar de las fuerzas estadounidenses hasta la avenida Schönefelder Allee en Altglienicke, dentro del sector soviético de la ciudad. Gracias a este túnel, los servicios secretos británico y estadounidense tenían acceso a los cables telefónicos utilizados por las fuerzas soviéticas en la RDA para comunicación interna. Hasta su descubrimiento en abril del año 1956, el túnel estuvo funcionando durante 11 meses y se grabaron unas 440.000 conversaciones en aprox. 50.000 rollos de cinta sonora. Los rollos se transportaban diariamente a los EE.UU. y a Inglaterra, donde unos 600 colaboradores evaluaban la información que dichos rollos contenían. La construcción del tubo de aprox. 450 m de longitud, con la tecnología necesaria para la escucha, resultó ser un logro espectacular en la historia de la guerra fría. Un segmento original de aprox. siete metros de largo del tunel berlinés de espionaje pudo ser rescatado y está expuesto en el Museo de los Aliados, en Berlín Zehlendorf. Una placa informativa en este punto del camino del Muro que explica la historia del túnel de los espías.

Parque paisajístico Rudow / Altglienicke

No muy lejos del paso fronterizo Waltersdorfer Chaussee, a la altura de la calle Rheingoldstraße de Berlín Oriental, tuvo lugar una dramática huida el 12 de febrero de 1987. Lutz Schmidt y Peter Schulze viajaron con un camión hasta la franja fronteriza y escalaron el Muro interior y varias vallas pese a la poca visibilidad causada por la niebla. Cuando habían conseguido llegar al “Muro exterior” la guardia fronteriza de la RDA comenzó a disparar. Peter Schulze llegó a Berlín Occidental, Lutz Schmidt fue alcanzado mortalmente por los disparos. El servicio de seguridad estatal de la RDA obligó entonces a su mujer a guardar silencio en relación a las causas verdaderas de la muerte de Lutz Schmidt e inventó un accidente. Ni siquiera la familia debía tener conocimiento de los motivos de la muerte.

Cerca fronteriza en los alrededores de la Waltersdorfer Cahussee; 1961

En este fragmento de la antigua frontera unos puntos informativos recuerdan las víctimas en el Muro de Berlín: Siegfried Widera y Georg Feldhahn, cerca del puente Massantebrücke; Dieter Berger, Michael Kollender y May Sahmland, cerca de Ernst-Ruska-Ufer; Horst Kutscher y Johannes Sprenger, cerca de Hornkleepfad; Lutz Schmidt así como a Christel y Eckard Wehage, entre Walterdorfer Chaussee y Friedensstraße.

Paso fronterizo Waltersdorfer Chaussee; 1975

La etapa del camino del Muro termina en el paso fronterizo que los habitantes de Berlín Occidental, los ciudadanos de la RFA y los extranjeros utilizaban desde 1963 para llegar al aeropuerto de Schönefeld. Al mostrar éstos sus billetes de avión se les concedía un salvoconducto de tránsito. A partir de 1980, circulaba un autobús de servicio entre el aeropuerto y el paso fronterizo. Después de que en 1985 se trasladara el control de pasaportes al aeropuerto, los autobuses pudieron pasar la frontera con los pasajeros de Berlín Occidental sin tener que esperar allí. El gobierno de la RDA fomentó el turismo ya que los billetes tenían que pagarse con moneda occidental y esto permitía la entrada de divisas en el régimen.

  • Información acerca del trayecto: El trayecto del Muro de Berlín al sur del canal de Teltow transcurre de forma paralela a la autovía A113 a través del parque paisajístico Rudow/Altglienicke. actualmente una ruta alternativa debido a las obras de construcción de la autovía al sur del canal de Teltow. Este desvío se encuentra al Este de la antigua franja fronteriza y está señalizado. Allí, con los mapas generales, podrá observar también el recorrido definitivo del trayecto.

Lugares de atracción en el trayecto

Die Hufeisensiedlung aus der Luft.

Hufeisensiedlung

Mit der Hufeisensiedlung wollten die Architekten Bruno Taut und Martin Wagner 1925–27 den Prototyp einer modernen Großsiedlung schaffen. Hufeisensiedlung