Tumba de Kleist

Kleist-Grab
Imagen: BA Steglitz-Zehlendorf

En el lago menor de Wannsee se encuentra la tumba del poeta Heinrich von Kleist (1777–1811). En 1936, en el curso de las preparaciones para los juegos olímpicos, los nacionalsocialistas renovaron esta tumba. Resaltando la importancia de lo nacional frente a la Francia napoleónica en las obras de Kleist, en 1941 los nacionalsocialistas sustituyeron el epitafio de la tumba por las palabras del Príncipe de Homburgo en el último drama de Kleist: “Ahora, oh inmortalidad, eres toda mía.”